APNEA Y HOMEOPATIA

La apnea obstructiva del sueño se produce cuando los músculos que sostienen los tejidos blandos en tu garganta, como la lengua y el paladar blando, se relajan de forma temporal. Cuando estos músculos se relajan, tu vía respiratoria se estrecha o cierra y tu respiración se corta por un momento. Excelentes resultados cuando se prescribe el medicamento constitucional con un complementario.

 

ALUMINIUM PHOSPHORICUM

Laringe seca, dolorida, como en carne viva; prurito. Ronquera al anochecer; voz áspera, hueca; afonía. Disnea de noche; asma. Apnea al toser. Deseos de respirar hondo. Tos de mañana; en el aire frío; seca al anochecer y floja de mañana; por irritación laringotraqueal; por hablar; paroxística, violenta. Expectoración: de mañana; sanguinolenta y copiosa; pútrida, salada o dulzona; blanca o amarillenta. Calor en el pecho. Opresión; debilidad. Bronquitis. Prurito en los senos. Dolor en el tórax: de noche, al toser, al inspirar y después de comer.

AMMONIUM CARBONICUM

Apnea al dormirse, se despierta ahogado (Lach.). Es uno de los mejores medicamentos del enfisema. Tos irritante, seca e incesante, por cosquilleo como por polvo.

LATRODECIUS MACTANS

Violento dolor constrictivo en y alrededor del corazón y precordial, que se extiende a la axila, al hombro y a todo el miembro superior izquierdo, hasta los dedos, con adormecimiento y paresia de todo el miembro; acompañándose de apnea, intensísima angustia, gritos y miedo a morir con pulso muy taquicárdico y débil, filiforme; con frío en el cuerpo y agravación por el menor movimiento, aún el de la mano.

MOSCHUS

Contracciones dolorosas en la región umbilical, con apnea. Sensación de tensión en el vientre, como si la ropa estuviera muy apretada, con gran ansiedad que la impulsa a correr de un lado a otro. Flatos incarcerados. Constipación, especialmente después de tomar café. Heces blandas, de color sepia

OPIUM

Tos seca, violenta, hueca, espasmódica, peor de noche, después de descansar, o al tragar o al suspirar, por cosquilleo laríngeo, a veces con sudores copiosos en todo el cuerpo, o con apnea y cianosis; mejor bebiendo agua fría; o con expectoración mucosa espesa o sanguinolenta. Su gran característica es una respiración estertorosa, ruidosa y persistente que acompaña a todos los trastornos agudos de Opium, especialmente si simultáneamente hay sopor o inconsciencia. Respiración profunda; desigual; difícil, lenta (peor durmiendo o en las convulsiones), intermitente, suspirosa, con ronquidos (peor durante los escalofríos y la fiebre). Se ahoga apenas se duerme, se despierta sobresaltado. Asma espasmódica. Neumonía; en ancianos, niños y alcoholistas. Dolores en los costados del tórax durante la inspiración. Constricción o calor y ardor en el tórax.  Ardor o dolor precordial, con gran ansiedad. Palpitaciones.

ALUMINIUM PHOSPHORICUM

Aversión al coito en la mujer; no hay orgasmo. Flujo excoriante, sanguinolento, ardiente, amarillento, acuoso, antes y después de la menstruación. Menstruaciones irregulares, escasas, cortas, pálidas. Ulceras de cuello. Prolapso uterino. Laringe seca, dolorida, como en carne viva, prurito. Ronquera al anochecer, voz áspera, hueca; afonía. Disnea de noche; asma. Apnea al toser. Deseos de respirar hondo. Tos de mañana; en el aire frío,  seca al anochecer y floja de mañana, por irritación laringo traqueal,  por hablar, paroxística, violenta. Expectoración: de mañana sanguinolenta y copiosa,  pútrida, salada o dulzona; blanca o amarillenta.