¿Qué es la Homeopatía?

La homeopatía es un método terapéutico basado en la experiencia que lleva más de 200 años de desarrollo.

El medicamento homeopático actúa en el organismo estimulando sus defensas y generando una reacción a nivel celular de auto curación que devolverá la salud de forma natural y permanente. En este sentido, la homeopatía comprende al ser humano como una unidad inseparable en sus componentes: el ser humano es uno solo en cuerpo y en mente, en materia y en energía que anima la materia.

Así, la salud es concebida como el estado de armonía entre el cuerpo, la mente y el mundo que lo rodea, siendo caracterizada la enfermedad como el desequilibrio energético entre ellos.

Históricamente, la medicina se ha debatido entre dos problemas: cómo quitar la enfermedad cuando ésta se instala (terapéutica) y cómo evitar que aparezca cuando no está (prevención).

La medicina convencional plantea que el hombre es sano y que se enferma por algo que viene de afuera y lo invade. Por este motivo, su terapéutica es de acción expulsiva, donde se tratará de neutralizar el agente externo con la fuerza medicamentosa.

Si se piensa la salud como un equilibrio inestable, que puede alterarse por desencadenantes internos y externos, donde la disposición constitucional es fundamental, la terapéutica será de estímulo y no de expulsión.

Por ejemplo, una persona que presenta una enfermedad alérgica no se caracteriza como una persona sana que reacciona a un agente externo desencadenando la enfermedad, sino como un organismo enfermo que, por este motivo, reacciona frente a dicho agente. Mientras la medicina convencional busca paliar el efecto (la reacción alérgica), la homeopatía buscará eliminar la causa, restableciendo el equilibrio energético que nos predispone a la reacción.

De esta manera, la homeopatía se presenta no sólo como un método terapéutico eficaz sino también como medicina preventiva.